Archive

Posts Tagged ‘telepresencia’

Teletrabajo o el placer de trabajar en albornoz

abril 14, 2017 Deja un comentario

Teletrabajo o el placer de trabajar en albornoz: Por Carmelo “Kinjo” Toledo.

Pepe Lotas le invade la ansiedad… se ha levantado un poco tarde y en estos momentos se encuentra atrapado en un monumental atasco. ¡Que horror! Si la cosa sigue así… va a llegar aproximadamente veinte minutos tarde con respecto a la hora de entrada que tiene asignada en su actual puesto de trabajo. Las pulsaciones de Pepe van en aumento al tiempo que las emisiones de monóxido de carbono de su vehículo junto con las del resto de compañeros de embotellamiento, le ofrecen un desayuno gratuito a nuestra atmósfera.

Aparcando como puede, Pepe Lotas, sale disparado del coche y en su mente tan solo una idea ocupa la totalidad de su campo de consciencia… arañar el mayor número posible de segundos en su frenética carrera hacia el odiado “Aparato de Fichar”, el “Fich-O-Matic”,..

Una vez cumplido este trámite a Pepe Lotas todavía le quedará un último escollo que superar antes de poder relajarse… Ese escollo se llama “Jefe”.

– “Sr Lotas, ¿qué horas son estas de llegar?”
– “Perdón.. err… señor es que había atasco y….”
– “No me toque las pe-lotas, Sr idem… aquí hay que estar a la hora… le guste a usted o no le guste…”
– “Si, señor, no volverá a ocurrir”

¿Acaso había alguna actividad urgente que realizar… trabajo retrasado que no podía demorarse más en su conclusión… o tal vez público esperando en ventanilla a ser atendido…?? No.. nada de eso.

Es más… a partir de este momento, Pepe Lotas ya puede, con total tranquilidad, relajarse, irse a desayunar, leer un rato el periódico, y realizar su trabajo diario a su ritmo… todo eso hasta que llega la hora mágica en que vuelve a frotar su tarjeta magnética contra la, por esas horas , insinuante y seductora hendidura del Fich-O-Matic

¿A alguien le suena algo de todo esto? Esta grotesca historia, aunque contada en términos jocosos refleja una escena que aún se repite con demasiada frecuencia.

Aún arrastramos un paradigma de trabajo que a todas luces, desde mi punto de vista ha quedado obsoleto.

Desde THW Consulting entendemos que ha llegado la hora de hacer emerger una mentalidad laboral de fronteras espaciales expandidas, y no solo apostamos, sino que como parte integrante de nuestra filosofía pretendemos ofrecer las herramientas necesarias, para que este cambio pueda producirse de forma real y segura.

Un elevadísimo porcentaje de tareas/trabajos que se realizan en una oficina no requieren interacción directa con el cliente. En estos tiempos y gracias a la aportación de las empresas integradoras de sistemas IT, es posible cambiar el concepto de “horas de trabajo” por el de objetivos realizados en los plazos marcados, un parámetro de medición del rendimiento mucho más realista y eficiente, que permite revertir en la vida personal todo esa cantidad de tiempo muerto de oficina que literalmente se tira a la basura, al no aprovecharse ni en el trabajo ni en la vida personal del empleado.

Quisiera citar en las siguientes líneas, algunas de las ventajas del teletrabajo, tanto para el empleado como para la empresa, y como todo tiene su contrapartida, justo es que comentemos algunas de las desventajas para ambos “bandos”, y que tendremos que ir puliendo y sopesando todos los que estamos implicados en la construcción de una Sociedad Universal de la Información.

Ventajas del Teletrabajo para el Empleado.

Mayor autonomía y movilidad: El trabajador podría compatiblizar su trabajo con su viaje personal por Indonesia, por ejemplo

Aumento de la productividad: Esto habla por sí solo. Cuando se trabaja, se trabaja. No se trabaja para cubrir el expediente o rellenar las horas. Se trabaja por objetivos cumplidos. El tiempo de trabajo está enteramente dedicado a este fin.

Más oportunidades laborales: El teletrabajo permite optar por puestos de trabajo no constreñidos por unas determinadas fronteras espacio-temporales

Mayor especialización. Es hora de acabar con el tópico de jornadas de 8 horas al día cuarenta horas semanales, con independencia del tipo de labor que se desempeñe. El teletrabajo favorece puestos altamente especializados y para tareas muy concretas que requieran una ínfima fracción de tiempo de lo que hasta ahora se conoce como “jornada laboral”

Más vida familiar.. que tanta falta hace en esta época de alienamiento

Mejor integración laboral de personas con discapacidad. ¿Por qué va una persona con discapacidad a tener que desplazarse a nigún sitio para hacer algo que bien podría hacer tranquilamente desde su hogar?

Posibilidad de combinar con tareas domésticas. Trabajo, descanso para hacer la cama… vuelvo a trabajar.. descanso para preparar la comida… todo ello en albornoz, si se desea…

Menor estrés. Ya desde por la mañana… al contrario que nuestro amigo Pepe Lotas

Menos desplazamientos. Démosle un respiro a la atmósfera… ella lleva milenios dándonoslo a nosotros. Además el trabajor podrá dejar de trabajar para pagar el coche que le lleva al trabajo.
¿Y por qué estar inventando protocolos grotescos como la alternancia de matriculas pares e impares con permiso para circular en una ciudad en donde se ha activado el protocolo antipolución. Mucho mejor protocolo antipolución es no tener que desplazar inutilmente cantidad de seres humanos.

Elección personal del entorno de trabajo… la silla perfecta… el entorno ideal.. las fotos de la familia. la música favorita del empleado de fondo.. y el acuario con peces de colores… o sencillamente tenerlo todo tirado y en desorden si es eso lo que nos gusta.

Favorece el acceso a la formación (por medio de la teleformación), con la ventaja añadida de que se aprende a través del medio con que se va a trabajar.

Más tiempo libre, mejor rendimiento que en la oficina, horario flexible, mejor calidad de vida. ¿cuanto pagaría uno por eso?

Herramienta útil para mejorar el ejercicio de cualquier profesión, desvinculada del lugar y del horario, adaptando “el trabajo a la vida” y no “la vida al trabajo”, y sustituyendo “obligación” por” responsabilidad“

Modalidad más racional de trabajo, permite recuperar la profesionalidad y la especialización en el trabajo autónomo e independiente.

Significa también trabajar a gusto, con ilusión, con mayor dedicación y compromiso.

Ventajas del Teletrabajo para la empresa

Menos problemas de convivencia entre empleados

Mayor productividad debido a la implantación del trabajo por objetivos

Menor coste por producción

Menor infraestructura necesaria

Más acceso a profesionales de alto nivel, desde múltiples ubicaciones.

Eliminación de control horario

Mejora de plazos de entrega

Posibilidad de modificar horarios de trabajo

Eliminación del absentismo laboral

Implementación de las Nuevas Tecnologías de la información, ya que la empresa que contrata Teletrabajadores está obligada a disponer de equipos adecuados para poder realizar un trabajo ágil.

Reducción de costes: la creación de un puesto de Teletrabajo resulta un 50% más barato que un puesto presencial.

Facilidad de expansión geográfica mutinacional

Crecimiento sin cambios estructurales

Mejor aprovechamiento de los puestos de trabajo, que pueden ser compartidos por distintos trabajadores.

Menor contaminación al disminuir el traslados de trabajdores desde sus casas a sus puestos de trabajo presencial.

Justo es que comentemos algunas de las desventajas con las que hemos de lidiar, siendo en muchas ocasiones desventajas derivadas del paradigma del trabajo presencial, y de hábitos mentales adquiridos, más que desventajas propiamente dichas.

Desventajas del Teletrabajo para el Empleado

Inseguridad laboral, ya que puede hacer más frecuente un despido por la falta de contacto directo y de los vínculos emocionales que pudieran haberse creado a través de un contacto directo. El empresario puede tender a ver a sus teleemplados como meras piezas dentro de su esquema empresarial. Aunque esto tampoco dista mucho de lo que hoy en día sucede.

Falta de ambiente laboral, el ambiente en el que el trabajador presta sus servicios puede no ser el más apto para la realización de sus actividades, aunque el empleado crea lo contrario.

Puede provocar el sedentarismo, ya que se disminuyen los traslados y movimientos.

Aumento de conflictos o distracciones dentro del núcleo familiar.

Perdida de colaboración y relaciones personales con otros trabajadores de su area.

Desventajas del teletrabajo para la empresa.

Hay un punto de rendimiento decreciente empleando a teletrabajadores, donde el coste de un control de calidad es mayor que el valor que esos teletrabajadores aportan, ya que la supervisión del trabajador desde casa es menor.

Suele haber pérdida de jerarquías. Al los jefes de la vieja ola les cuesta dejar de sentirse “jefes”

Se pueden crear conflictos derivados de la lealtad de los teletrabajadores cuando accedan a la información confidencial de la compañía. Cuesta dejar pasar a personas a las que no se les está viendo la cara.

Se da una menor identificacion del trabajador con la empresa.

El aislamiento fisico produce una menor socializacion y participacion del trabajador.

El debate está sobre la mesa, y desde THW Consulting apostamos claramente por modelos de trabajo en red distribuidos, que ya hemos puesto en marcha en nosotros mismos.

Dentro de no mucho tiempo, el teletrabajo será igualmente aplicable a los puestos que requieren interacción directa con el cliente. Esto lleva de forma natural al concepto de “telepresencia” en el que incluso los puestos de atención personal al cliente pueden realizarse desde ubicaciones remotas mediante videoconferencias de alta calidad.

Pero el caso particular de la telepresencia… ya no admite el trabajo en albornoz

Carmelo “Kinjo” Toledo

A %d blogueros les gusta esto: