Inicio > Hacking > Un breve análisis sobre la censura de Internet en China y los Hackers patrióticos

Un breve análisis sobre la censura de Internet en China y los Hackers patrióticos

Hoy en día es bastante habitual encontrarnos con que los administradores de sistemas y personas relacionadas con al seguridad informática apliquen restricciones cuando el sistema que administran y/o defienden, es consultado por una dirección IP cuyo país es China. El motivo de esto es que la mayoría de los ataques que se realizan en internet provienen principalmente de China y Rusia y aunque esto no es algo nuevo para muchos y se ha convertido en algo que “es así por que sí”, merece la pena entender el motivo de esta situación y en éste artículo hablaré sobre algunos hechos y cuestiones sobre el gobierno chino y los hackers que, a lo mejor, no sabias. Espero que lo disfrutes.
El gobierno chino ha demostrado ser completamente hermético con respecto a sus políticas de acceso a la información, bloqueando miles de sitios en Internet, impidiendo el uso de ciertas herramientas y manteniendo un control estricto sobre las opiniones expresadas públicamente por parte de los ciudadanos y turistas del país. A diferencia de otros países del mundo occidental, el gobierno chino pide a sus ciudadanos compromiso y apoyo, siendo uno de los deberes de cualquier persona que resida en la república popular de China, de hecho, aunque nos pueda resultar algo extraño o difícil de creer, se anima a estudiantes, profesionales y a cualquier persona residente en China a emprender ataques contra los enemigos de la república siendo éste su deber patriótico y aunque estos colectivos de personas no son empleados del gobierno, son ciudadanos corrientes con buenos niveles de conocimientos que tienen la capacidad de coordinar y ejecutar ataques contra sistemas en países extranjeros sin mayores restricciones legales, algo que en USA o Europa es evidentemente perseguido y penado. A estas personas se les conoce como “hackers patrióticos” y se caracterizan por ejecutar ataques de DDoS, web defacement, envío de malware en correos electrónicos y ataques similares. Se trata de actividades que pueden ser llevadas a cabo por cualquier ciudadano, incluyendo evidentemente, ciberdelincuentes. Actualmente existen pocos estudios sobre las relaciones entre los hackers patrióticos y el gobierno de la república popular China, no obstante, la investigación más completa que se ha registrado a la fecha de redactar éste artículo ha dado lugar al libro que recibe el título “The Dark Visitor” de Scott J. Henderson en el cual el autor expone las principales características culturales, políticas e incluso filosóficas sobre el cómo y el por qué los hackers patrióticos chinos planean y elaboran ataques contra sistemas ubicados en países extranjeros. En dicho libro se habla sobre el fuerte sentido de pertenencia y nacionalismo del pueblo chino y cómo es considerado un acto justo y honorable defender a su país realizando ataques contra entidades extranjeras que debido a sus actividades políticas o económicas, pueden suponer una amenaza contra los intereses de la nación o su modo de vida, motivo por el cual son considerados enemigos de la república.

Evidentemente, los atacantes pueden aprovechar el hecho de que el gobierno de dicho país apoya las acciones de los ciudadanos que actúan como hackers patrióticos y esto da lugar a una situación muy beneficiosa para quienes desean realizar ataques contra cualquier sistema en Internet (fuera de China obviamente).

Como se ha explicado anteriormente, es probable que el principal objetivo de un grupo de ciberdelincuentes en China, sea el de ampararse en el apoyo que el gobierno extiende a los “hackers patrióticos” para ejecutar ataques que vayan de la mano con la estrategia ofensiva del gobierno contra países que podría considerar “enemigos” ahora o en un futuro y evidentemente, también ejecutar pruebas de penetración avanzadas contra los objetivos del grupo de atacantes. Es importante tener en cuenta que el gobierno chino tiene una política muy clara con respecto a la imagen y las opiniones que se expresan en cualquier tipo de medio contra ellos y en consecuencia, dichas políticas son apoyadas por sistemas de vigilancia masivos que intentan detectar y censurar cualquier critica u opinión desfavorable, siendo estos los tipos de “crimines” más perseguidos y severamente castigados. Los ataques informáticos también son  vigilados, pero solamente aquellos que puedan suponer una amenaza para sus intereses y no son tan perseguidos o castigados cuando el destino de dichos ataques está relacionado con un país extranjero, dando lugar al hecho de que China sea un sitio idóneo para el establecimiento y posterior ejecución de ataques contra cualquier objetivo en Europa, Estados Unidos o cualquier otro lugar del mundo.

Regulaciones, censura y monitorización: El gran “firewall de China”.

Además de lo explicado anteriormente, una de las características más llamativas del aparato legislativo chino tiene que ver con las regulaciones impuestas sobre el uso de Internet por parte de los ciudadanos y turistas extranjeros. El gran “firewall de China” es la forma coloquial en la que se conoce a las medidas instauradas en el país para impedir el uso de ciertos servicios y aplicaciones que no se encuentran permitidas, especialmente aquellas aplicaciones diseñadas para compartir información o incluso opiniones fuera del “radar” del gobierno. Por este motivo, cuando visitamos cualquier región de la China continental nos encontramos con que servicios comunes como Facebook, Instagram, Twitter, entre otros, se encuentran bloqueados. Como se comentaba anteriormente, uno de los crímenes más perseguidos consiste precisamente en expresar opiniones desfavorables o difamatorias contra el gobierno Chino y evidentemente, si dichas opiniones se expresan en espacios públicos en Internet y tienen un calado importante o se vuelven “virales” la persona o grupo que ha diseminado dicho mensaje tendrá que afrontar consecuencias legales graves, independiente de si se trata de un turista o una persona que reside en el país. El gobierno chino no tiene un control directo sobre lo que un usuario utilizando redes como Facebook puede expresar y mucho menos tiene la posibilidad de censurarlo, éste es uno de los motivos por los que éste tipo de servicios se encuentran bloqueados en China, pero además existe un motivo adicional y es el económico. “Cerrar las puertas” a empresas extranjeras supone inmensos beneficios a empresas locales que prestan exactamente los mismos tipos de servicios, teniendo un nicho de mercado de millones de usuarios que pueden utilizar sus aplicaciones y herramientas para interactuar con otras personas o compartir información, además, gracias a los acuerdos que empresas como Baidu o Tencent tienen con el gobierno chino, la monitorización y la censura de los contenidos es mucho más efectiva.

Aunque las redes sociales más populares en occidente, tales como Facebook, Twitter, Instagram, entre otras se encuentran restringidas en China, la población utiliza múltiples aplicaciones, plataformas y servicios para comunicarse. Evidentemente dichos servicios se encuentran bajo vigilancia constante para mantener el control , siendo de especial interés cualquier tipo de comentario negativo contra el gobierno o sus integrantes.

Los principales servicios de mensajería y para la creación de perfiles sociales son Weixin/WeChat, Momo y QQ, los cuales tienen características bastante particulares, además de que soportan millones de usuarios registrados que las utilizan diariamente. Por otro lado, a diferencia otros gobiernos del mundo, la independencia tecnológica extranjera es uno de los objetivos más importantes del gobierno chino, ya que consideran que el riesgo de que el software que utilizan contenga puertas traseras o cualquier tipo de rutina maliciosa para el espionaje es una amenaza seria y real. En este sentido, gracias al apoyo del gobierno junto con algunas instituciones del mundo académico ha nacido el famoso COS el cual actualmente es utilizado en más de un 80% de los dispositivos en China y además, el sistema Kylin es una distribución basada en Ubuntu que actualmente es muy habitual en los ordenadores, tablets y otros dispositivos móviles en China. Se trata de una distribución que puede descargarse libremente desde su sitio web oficial y que es fácil de instalar y configurar, del mismo modo que cualquier sistema basado en GNU/Linux moderno. El gobierno anima el uso de tecnologías propias desarrolladas “en casa” y de está forma evitar cualquier tipo de amenaza que provenga del extranjero (como puede ser un sistema windows, por ejemplo, aunque bien es cierto que esto ya no pasa en el mundo occidental y windows ya no lo usa nadie, verdad? verdad?! ;-)).

Hackers Patrióticos

El gobierno chino comprende el poder de la unidad y como, difundiendo mensajes de carácter nacionalista puede mantener su sistema social y político. Las personas en China desde muy temprana edad comienzan a tener un sentido de pertenencia poco frecuente en otros países y aceptan las normas impuestas sin mayores problemas, ya que consideran que son medidas pensadas por y para el beneficio de todos. Desde muy temprana edad, a las personas se les inculca una serie de valores que definen sus rasgos socioculturales y relación con el mundo exterior, los cuales se centran muy especialmente en el respeto, la lealtad y la colaboración. Algunos de esos valores suelen ser muy distintos a los de las culturas occidentales, especialmente en el continente Europeo en donde se premia e impulsa la competitividad. Para entender el fenómeno de los “hackers patrióticos” hay que asimilar el hecho de que nuestro mundo ha cambiado muy rápidamente en las últimas décadas, durante la segunda guerra mundial y la confrontación con la Unión Soviética que dio lugar a la guerra fría, el poder de una nación se determinaba por su fuerza militar, sin embargo en los tiempos que corren actualmente, el poder militar ya no es el principal factor de superioridad de una nación, ahora otras cuestiones como la economía, la ciencia y los avances tecnológicos son cruciales para definir el poder de una nación sobre otra en términos de fuerza e influencia. Como muchos de vosotros ya sabréis, hoy en día los gobiernos valoran muchísimo el talento y su capacidad de ejecutar diferentes tipos de ataques contra instalaciones o sistemas “enemigos”, por éste motivo ahora surgen equipos destinados a la “ciberdefensa” o el “ciberataque” que trabajan directamente con el gobierno en cuestión y aunque desde una perspectiva occidental, la idea de ejecutar ataques contra sistemas extranjeros o espionaje activo contra otra nación deben ser actividades planificadas y dirigidas por iniciativa propia del gobierno, en el caso de China el enfoque aplicado es completamente distinto, los lazos que se forman entre las autoridades y civiles, profesionales o freelances son difíciles de entender desde nuestra perspectiva occidental, ya que como se ha dicho anteriormente, el gobierno chino fomenta la unidad en todos los aspectos y se espera que los ciudadanos asuman un rol activo en la defensa de su país tanto en tiempos de conflicto como en tiempos de paz. Por este motivo, surgen y se disuelven constantemente grupos como “Red Hacker Alliance”, “Green Army”, “China Eagle Union”, “Honker Union”, entre otros, todos conformados por profesionales, estudiantes y civiles que no tienen una relación directa con el gobierno, pero que con sus actividades apoyan el plan estratégico nacional, tanto es así que la PLA ha enfatizado en múltiples ocasiones la necesidad de una integración entre los roles militar y civil con el fin de afrontar de una forma mucho más efectiva guerras futuras.
Como podemos apreciar existen 2 enfoques distintos, por un lado el enfoque occidental es reservado, cerrado y solamente permite que los miembros del gobierno o empresas colaboradoras puedan actuar en su nombre mientras que los civiles quedan en un segundo plano. En el enfoque oriental, vemos que aunque el gobierno chino cuenta con más de 2 millones de integrantes que hacen parte de diferentes equipos de ciberdefensa, impulsan a los ciudadanos y simpatizantes a apoyar su estrategia militar y ser parte activa de  ella, dando lugar al fenómeno conocido como “Hackers patrióticos”.

Antes de finalizar con éste breve artículo, para aquellos interesados en la terminología utilizada por hackers e informáticos en China, os dejo un par de imágenes con la relación de los “Han zi” (caracteres chinos) Pinyin y su significado.

Se trata de un análisis muy breve y aunque han faltado muchas cosas que merece la pena mencionar sobre los “hackers patrióticos” y su relación con el gobierno chino, es algo que dejaré para una próxima entrada.

Un saludo y Happy Hack!
Adastra.

Categorías:Hacking Etiquetas: ,
  1. Anónimo
    octubre 18, 2017 en 2:00 pm

    ¿Cual es el titulo del libro donde viene esa terminologia en chino ?

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: